También

Suelo para plántulas de tomate.

Suelo para plántulas de tomate.



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Los tomates son un cultivo muy productivo. Los tomates se pueden cultivar tanto al aire libre como en un lugar protegido, como un invernadero. El proceso de cultivo comienza con la plantación de semillas primero en un terreno cerrado, después de lo cual las plántulas ya preparadas se plantan en un área abierta.

Contenido:

  • Características del suelo
  • Seleccionar los componentes necesarios
  • Desinfección de suelos
  • Plantando semillas
  • Cuidado del tomate

Características del suelo

Todo el proceso de preparación debe comenzar en el período de otoño; este es el mejor momento para hacer que el suelo sea lo más favorable posible para plantar tomates. Los tomates crecen solo en un lugar soleado que está protegido de manera confiable de los vientos fríos y racheados. En cuanto al suelo, una opción favorable son los suelos franco arenosos, cuyo nivel de acidez no supera el 6,5 pH.

Si hay camas en el jardín en las que anteriormente crecieron repollo o pepinos, entonces los tomates se pueden colocar en este suelo, ya que durante el crecimiento de los vegetales anteriores, se depositó la cantidad necesaria de microelementos útiles en el suelo, lo que afecta favorablemente el desarrollo de Tomates.

La preparación de otoño incluye el proceso de excavar todas las camas, así como la aplicación de la cantidad requerida de fertilizante, que puede ser compost o humus. En la primavera, justo antes de plantar tomates en campo abierto, es aconsejable agregarle fertilizantes minerales.

Seleccionar los componentes necesarios

Para tener una cosecha realmente buena, no se pueden plantar semillas directamente en la tierra extraída del jardín. El principal secreto de los tomates sabrosos y jugosos radica en un suelo adecuadamente preparado, y cada jardinero puede llevar a cabo todo este proceso por su cuenta, ya que no hay dificultades en esto.

Los principales componentes del suelo:

  • Humus
  • Turba
  • Levadura en polvo
  • Tierra de hojas

La base del humus es el estiércol podrido o el humus de las plantas. Este componente es necesario para saturar el suelo con una serie de micronutrientes, lo que crea condiciones favorables para el cultivo de casi cualquier cultivo de jardín.

La turba es necesaria para proporcionar al suelo la cantidad requerida de humedad y el suelo se vuelve más suelto.

La arena de río de tipo de grano grueso le da al suelo un buen nivel de porosidad, por lo que penetra una cantidad suficiente de aire, humedad y oxígeno en las raíces de las plantas. El aserrín se puede usar junto con arena de río y turba, pero primero deben tratarse con agua hirviendo.

El suelo con suelo frondoso tiene un alto grado de friabilidad, pero su contenido de nutrientes es mínimo, por lo que no debe utilizar este suelo como suelo principal para cultivar tomates. Da buenos resultados cuando se combina con otros tipos de suelo.

La tierra frondosa se puede encontrar en un área con una gran cantidad de árboles de hoja caduca. Pero no vale la pena usar el suelo debajo de un roble, castaño o sauce para mezclar, ya que este suelo está sobresaturado con taninos, lo que solo ralentizará el crecimiento y desarrollo de los tomates en el sitio.

Desinfección de suelos

La desinfección es un proceso importante de preparación del suelo, cuya esencia es eliminar todos los microorganismos dañinos del suelo. Hoy en día, puede usar una amplia variedad de propósitos para la desinfección, pero el más efectivo es la congelación del suelo.

Si no es posible realizar la congelación, puede usar desinfectantes o vapor. El primer método consiste en utilizar una solución de permanganato de potasio. Disuelva 3 g de la sustancia en 10 litros de agua tibia, riegue el suelo, además, aún puede usar medicamentos que eviten el desarrollo del hongo.

El segundo método consiste en colocar la tierra de las plántulas en una bolsa de tela o en un recipiente que tenga muchos agujeros. Todo esto debe dejarse al vapor durante 45 minutos.

Puede encender la tierra en el horno, pero luego no solo desaparecerán los microbios dañinos, sino también los microorganismos necesarios. Una vez finalizado el proceso de desinfección de la tierra, puede poner semillas de tomate en la mezcla resultante.

Plantando semillas

El cambio, que ya ha dado pequeños brotes, debe plantarse en tierra preparada por 0.5 cm. La tierra está en una caja, y la caja con semillas después de la siembra debe cubrirse con plástico o vidrio, poner la caja en un lugar cálido.

Las primeras plántulas de tomates deberían aparecer ya en el tercer día. Pero si tomó material de semilla de origen extranjero o un tipo híbrido, los brotes pueden aparecer en una semana. Si las semillas se han almacenado durante mucho tiempo, se distinguen por una germinación lenta y un mayor desarrollo.

La temperatura óptima para la aparición de brotes es +20 ... + 25 ° С, por la noche +8 ... + 12 ° С. Riegue las plántulas abundantemente, pero rara vez. Después de que aparezcan las primeras entradas, al cabo de un tiempo se pueden plantar en campo abierto, pero lo mejor es que al menos por primera vez crezcan en invernadero.

Cuidado del tomate

Para que los tomates se desarrollen bien y den una excelente cosecha, el suelo debe aflojarse regularmente, alimentarse con fertilizantes minerales y debe asegurarse un riego regular. Durante el tiempo en que la planta está en la etapa de brotación, se pueden usar sustancias estimulantes para rociar, por ejemplo, una solución de bicarbonato de sodio o ácido bórico.

Además, será bueno agregar una pequeña cantidad de ceniza debajo de cada arbusto, después de lo cual el suelo se afloja completamente y se riega abundantemente. Después de 2-3 semanas, también puede tratar el suelo con una solución de sulfato de cobre, que tiene un efecto beneficioso sobre el crecimiento y desarrollo de los tomates.

Tan pronto como aparezcan las primeras flores en la planta, se debe tener cuidado para garantizar que el invernadero esté completamente ventilado. Incluso cuando el clima es fresco afuera, es necesario que los tomates tengan ventilación regular.

En el caso de que las flores de tomate comiencen a desmoronarse en clima nublado y frío, esto indica un desarrollo deficiente y humedad excesiva. Para corregir la situación actual, es necesario rociar la planta con una solución débil de ácido bórico.

Video útil sobre cómo preparar el suelo para cultivar tomates:


Ver el vídeo: endurecimiento de plántulas de tomate (Agosto 2022).