También

¿Cómo cuidar correctamente los ficus en casa?


En su trabajo titulado "Especies de plantas" (1753), Karl Linnaeus mencionó por primera vez el ficus y lo destacó como un género separado, describiendo en detalle los rasgos característicos de hasta siete especies de esta planta doméstica. Hoy en día, a menudo se pueden encontrar ficus en los alféizares de las ventanas de casas, apartamentos y oficinas. A menudo se plantan en jardines de invierno.

Un dato interesante: a esta planta se le asignan algunas cualidades mágicas, dicen que neutraliza la negatividad y puede atraer riqueza y buena suerte a sus dueños a la casa.

Contenido:

  • Un poco sobre la historia de los ficus.
  • Cuidado de las plantas en casa
  • Posibles enfermedades y métodos de tratamiento para ficus.

Un poco sobre la historia de los ficus.

Ficus es una de las plantas de interior más comunes. Su género incluye alrededor de 800 especies, entre las que se encuentran arbustos, árboles e incluso enredaderas. El género de ficus incluye especies tanto de hoja perenne como de hoja caduca. Muchas especies de ficus crecen a grandes tamaños. Esta planta cultivada nos llegó de países con clima subtropical. Estos son principalmente los países de Asia, América, Australia y África.

Los ficus pertenecen a la familia de las moreras, tienen hojas en forma de lóbulos u hojas enteras, casi siempre son lustrosas, relucientes, pero también se pueden encontrar ficus con placa foliar pubescente.

Cuidado de las plantas en casa

  • Colocación correcta de la planta en la habitación.
  • Riego moderado regular
  • Pequeña alimentación oportuna
  • Si es necesario - trasplante
  • Tratamiento de posibles enfermedades

En general, ficus no es una planta cultivada caprichosa. Un alféizar bien iluminado junto a una ventana dirigida hacia el oeste o el este, donde entra mucha luz natural difusa, es ideal para la ubicación de los ficus. Si pones una maceta con una planta a la sombra, sus ramas crecerán hacia la luz y el número de sus hojas disminuirá. También hay que recordar que es recomendable que la planta evite corrientes de aire.

El riego de los ficus debe hacerse con regularidad, de manera más intensiva en verano que en invierno. Es importante no exagerar. Antes del siguiente riego, el suelo debe tener tiempo de secarse después del anterior y absorber bien la humedad. Vierta el agua del palet. Será mejor si riega los ficus con agua tibia o agua a temperatura ambiente, y algunos científicos botánicos incluso insisten en regar con agua casi caliente, ya que las plantas de interior no pueden soportar temperaturas frías (incluida el agua).

El cuidado de los ficus también implica rociar las hojas con agua sedimentada (al menos 12 horas) o agua hervida si hay aire seco en la habitación.

De vez en cuando, debe eliminar el polvo de la superficie de las hojas con una esponja o un pañuelo húmedo, o esto se puede hacer bajo un chorro débil de una ducha tibia. Antes de comenzar, debe cubrir el suelo con una película adhesiva o una bolsa de plástico para evitar inundar la flor. Después de este procedimiento, la planta debe secarse en el baño y luego puede llevarla a su lugar permanente en la habitación. Esto ayudará a evitar la hipotermia del ficus.

Es aconsejable que la temperatura en invierno en la habitación donde se encuentra el ficus no sea inferior a +15 C y en verano no supere los +30 C.

Para garantizar un buen crecimiento de la planta, especialmente durante la temporada de reproducción, debe fertilizar el ficus. En el período primavera-verano, se recomienda utilizar mezclas que contengan nitrógeno. Hacen que la planta sea más exuberante y espesa debido al crecimiento de la vegetación.

Puede usar infusión de ortiga, gordolobo o ceniza de madera como aderezo, o comprar mezclas de fertilizantes listas para usar, por ejemplo, Ideal, Humisol, Ficus, Palma, etc.

Los fertilizantes deben aplicarse cada dos semanas. En el período otoño-invierno, no se requiere alimentar a la planta, a menos que las condiciones sigan siendo las mismas que en el verano (iluminación especial, aire cálido / humedad). En este caso, es necesario fertilizar el ficus no más de 1 vez en 1,5-2 meses en una cantidad, la mitad de la indicada.

Es aconsejable trasplantar ficus solo si es necesario, si la maceta se ha vuelto pequeña o estrecha para él. Pero aún debe cambiar la tierra de la maceta con regularidad (una vez cada 1-2 años). Para hacer esto, puede usar tanto mezclas de suelo comerciales listas para usar como suelo preparado por usted mismo. Si elige la última opción, para esto deberá mezclar tierra negra, turba y arena en proporciones iguales. Para plantas maduras, se recomienda agregar humus.

Usar un drenaje en el fondo del tanque ayudará a evitar el estancamiento del agua en el suelo. Para hacer esto, debe cubrir el fondo de la maceta con una capa de arcilla expandida o carbón de 1-2 cm de espesor y llenarla con tierra nueva en la parte superior.

Ficus se propaga principalmente por esquejes. Para hacer esto, el día antes de cortar los esquejes, debe regar la planta abundantemente. Puede recortar esquejes semi-lignificados desde la parte superior. Para ficus con hojas grandes, se pueden quitar esquejes con tres hojas, y para aquellos con hojas pequeñas, aquellos que crecen en longitud hasta 10-14 cm. La poda debe hacerse con un cuchillo afilado bien afilado, en un ligero ángulo debajo el nudo cortante. El lugar del corte debe lavarse del jugo lechoso, luego limpiarse con un paño y después de una hora espolvorear con carbón activado o frotado hasta obtener un polvo fino.

Posibles enfermedades y métodos de tratamiento de ficus.

Los síntomas más comunes en una planta son:

  1. Hojas cayendo. Esto puede deberse a varias razones: riego excesivo, congelación, falta de luz o estrés (por ejemplo, al trasplantar o cambiar de lugar permanente). No se alarme si nota la caída del nivel inferior de hojas en ficus con forma de árbol; este es un proceso completamente natural.
  2. La formación de manchas marrones a lo largo del borde de las hojas. Esto sirve como una señal de que la planta está demasiado caliente o carece de agua. Las corrientes de aire o la alimentación excesiva también pueden causar estas manchas.
  3. Secado y enrollado de hojas. Tal defecto ocurre debido al hecho de que el aire de la habitación está demasiado seco.
  4. Para "curar" una planta de las enfermedades anteriores, solo necesita eliminar su causa.
  5. Proteger. Cuando aparece este parásito, las hojas del ficus se decoloran y se caen. Primero debes examinar cuidadosamente la planta. Si encuentra pequeños insectos en él que aparentemente se asemejan a placas negras y beige, debe eliminarlos inmediatamente de allí con un hisopo de algodón empapado en agua jabonosa. Si hay muchos insectos, debe usar un actelik.
  6. Ácaro araña. Si encuentra una telaraña entre las hojas, esto es un signo de la derrota del ficus por esta plaga. Para deshacerse de él, debe lavar la planta regularmente en la ducha y aumentar el nivel de humedad en la habitación.
  7. Cochinilla. El aire seco también es el motivo de su aparición. Para deshacerse de él, debe eliminar los parásitos con un algodón empapado en alcohol.

Con la implementación correcta y oportuna de todos los procedimientos para el cuidado del ficus, esta planta cultivada deleitará la vista durante más de un año en casa, en la oficina o en el jardín.

Recomendaciones para el cuidado adecuado de los ficus en el video:


Ver el vídeo: Cuidados de un Ficus - Ubicación y riego (Enero 2022).