Muebles de jardin

Baño turco

Baño turco


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Generalitа


El baño turco produce múltiples efectos positivos para nuestro bienestar y también le permite experimentar un momento agradable de relajación. Sus orígenes se remontan hasta los egipcios y, después del colapso del Imperio Romano, fueron los árabes quienes continuaron esta tradición y llamaron el baño turco hamman. La humedad puede alcanzar el 100% y la temperatura no supera los sesenta grados centígrados. El baño turco dilata los vasos sanguíneos y promueve la circulación, tonifica y relaja, combate el estrés y purifica la piel. Es precisamente el calor lo que permite la apertura de los poros y la intensificación de la sudoración, gracias a lo cual la piel recupera su estado de salud y mejora enormemente su apariencia, volviéndose más elástica y luminosa. Usando un guante de crin, las células muertas también se pueden eliminar.

¿En que consiste?




El baño turco es una especie de habitación con bancos, rica en vapor de agua, donde se queda durante unos quince minutos, después de lo cual sale a sumergirse en una bañera de agua fría o, alternativamente, tomar una ducha. El camino puede repetirse varias veces, alternando con una fase relajante y un masaje final. Dentro del baño turco puede permanecer sentado y acostado, pero para estimular la circulación es recomendable sentarse con las piernas ligeramente elevadas. Quienes padecen trastornos cardíacos y circulatorios deben abstenerse del baño turco y, en cualquier caso, siempre es preferible pedir una opinión al médico. No todos toleran el alto grado de calor que se forma dentro del baño turco, por lo que el tiempo de cada sesión varía de un sujeto a otro. Los líquidos perdidos deberán reponerse mediante bebidas, y es preferible evitar comer al menos una hora antes del baño turco. En los países orientales, el baño turco es un verdadero momento de encuentro, un ritual que se ha perpetuado durante años, que pertenece a las tradiciones de estos países. Nuestra cultura ha decidido importar este ritual porque hay muchos efectos beneficiosos: si estás estresado, si la tensión muscular se ha acumulado, o solo si quieres relajarte, el baño turco es ciertamente muy adecuado.

El interior


Lo sorprendente es sobre todo la cobertura. De hecho, se puede decorar con mosaicos preciosos que reproducen formas abstractas. Según el ritual tradicional del hamman, los hombres y las mujeres viven este momento por separado. Hoy, gracias a la ducha multifunción, es posible tener su propio baño turco en un espacio pequeño. Estas son estructuras integradas, donde hay una ducha, en algunos casos cromoterapia, y un pequeño banco para el baño turco. Al hacer un recorrido por las tiendas que ofrecen estas instalaciones, notará cuán amplia es la elección. Los costos, en comparación con hace unos años, se han vuelto mucho más accesibles y, por lo tanto, ya no es necesario renunciar a la comodidad de tener un baño turco en casa. La atención particular que hoy se dirige al cuidado del cuerpo lleva a muchos a querer tener un espacio equipado como un pequeño spa, para ser utilizado cuando se quiera.

Estructura


Incluso en el jardín, el baño turco se puede colocar perfectamente. En algunos casos, se crean estructuras, en madera y vidrio, o en aluminio y vidrio, que permiten colocar un baño turco en el interior, para que pueda usarse tanto en invierno como en verano, ya que las puertas de esta glorieta pueden abrirse en el espacio verde circundante. Además, cada cabina de ducha con baño turco puede tener otras opciones, como la radio o la terapia con ozono. La línea de mamparas de ducha siempre es elegante e innovadora, y si elige cristal, se volverá aún más preciosa. Un baño turco completamente funcional como el que se ve en los grandes centros de bienestar con la exclusividad de tenerlo en casa: renunciar a esta posibilidad significa depender siempre de su propio centro de bienestar. Los costos de usar el baño turco también se reducen en comparación con una sauna tradicional.

Compra


Cuando planea organizar un rincón del jardín de esta manera, primero debe solicitar un presupuesto para comenzar a tener una idea del costo total. El gasto, hoy, se enfrenta con más ligereza que en el pasado, ya que el ritmo agitado de la vida cotidiana a menudo impide que uno se cuide como debería. Si tiene un baño turco en su jardín, puede usarlo cuando regrese del trabajo o en cualquier otro momento del día. Como se mencionó anteriormente, los modelos son realmente muchos y esto podría crear confusión, por lo que siempre se recomienda consultar antes de comprar para comprender la operación y también evaluar la relación calidad-precio. Es bueno no olvidarse de tomar las medidas del espacio que tiene disponible. Si hay un ángulo muy pequeño, con las soluciones de esquina no debería haber ningún problema en elegir el baño turco correcto. Cada año, los fabricantes renuevan la línea con nuevos modelos para tratar de satisfacer incluso a aquellos que no quieren enfrentar un costo demasiado alto.

Baño turco: muebles de jardín: el baño turco




La historia del baño turco viene de lejos cuando, después de la caída del Imperio Romano, los árabes retomaron la tradición de los baños calientes de los baños romanos en baños llamados hammams, que en árabe significa calefacción.
Fueron tomados y simplificados; los árabes, de hecho, eran baños pequeños y con un procedimiento de baño más simple.
El hammam consta de tres habitaciones, una muy cálida llamada harara, una cálida y la última muy fresca.
El hammam es un ciclo que a través del cambio de temperatura da una serie de efectos beneficiosos para la piel y los músculos.
La relajación infinita de la tradición oriental al final de la cual también puede hacer un masaje para completar el ciclo.